Tras llegar a acuerdo el pasado miércoles, hoy se ha aprobado en el Consejo de ministros las nuevas medidas ante los cortes de luz en los hogares españoles con unas normas para las compañías eléctricas. Entre otras cosas, se ha creado un bono social para los casos más vulnerables. Pero, ¿cómo funcionarán estos bonos?

Diferentes categorías para el bono social

Aunque todavía se está trabajando en la propuesta, y se espera que esta ya este en marcha para marzo de 2013, se han establecido un total de cuatro tipos de bonos.

El primero es un bono ordinario, dos categorías de consumidores vulnerables con distintos niveles de descuentos en la tarifa y otro más grave, que esta atendido por los servicios sociales al que no se le cortará la luz, según ha explicado el ministro de energía en una rueda de prensa.

Para este último caso ha explicado que el coste de los impagos, para evitar los cortes, será cofinanciado por las eléctricas a través del bono social. Se ampliará así, de dos a cuatro meses el periodo de preaviso antes del corte y las eléctricas estarán obligadas a comunicar la situación de impago a los consumidores y contactar con los servicios sociales para ver si se da el caso o no de extremadamente vulnerable.

Así serán los bonos sociales de las compañías eléctricas

¿Cómo puede llegar una persona a estar en esta categoría? Pues el decreto deberá incluir al consumidor “vulnerable severo” en el epígrafe de “suministros esenciales” que fija la ley eléctrica. En otras palabras, aquellos que no se les pueda suspender el suministro, como a las cárceles o los hospitales.

El objetivo es tenerlo todo listo en los próximos tres meses, y para ello van a tener que desarrollarse diferentes normativas para cada uno de los casos. En marzo de 2017 debería ponerse todo en marcha.

Dejar respuesta