La llegada de la cena de nochebuena y la comida de Navidad es una enorme preocupación para muchos, ya que temen que el gasto que deban hacer en la comida familiar sea demasiado elevada como para hacerle frente. No obstante, parece ser que los madrileños no tendrán que gastarse mucho según lo que vayan a pedir.

El pescado salvaje es lo que más sube

Son muchas las familias que no son nada previsoras con respecto a las comidas en estas fiestas y se dan un golpe directo contra un muro al encontrarse con unos precios abusivos en algunos productos. Algo normal en estas fechas, en las que el cordero, el cochinillo el pescado salvaje suben hasta un 84% de precio con respecto a hace poco más de un mes.

En el caso del besugo, uno de los manjares que más se cocinan durante estas fechas, se ha incrementado un 44% su precio en las grandes superficies, mientras que en los mercados tradicionales este ha subido un 84% con respecto al año pasado.

El besugo, lo que más sube estas navidades

Pero si lo que se busca es un pescado que sea de piscifactoría, los madrileños pueden estar contentos, ya que se puede conseguir un 15% más barato. “La gente suele pedir un buen ejemplar para hacerlo al horno. Se demanda mucho ahora y por eso nos suben el precio cuando vamos a comprar”, indica un pescadero del mercado de Ventas.

¿Y qué pasa con el marisco? Pues parece que este año no hay muchas diferencias con respecto al año pasado: los langostinos y carabineros se mantienen al mismo precio que el año pasado, habiendo subido las cigalas un 17% en las grandes superficies y los bogavantes un 4%.

¿Qué es lo que se puede poner en las mesas con estas subidas? Muchos apuestan por carnes menos caras como la ternera, o apuestan por elegir un tipo de pescado o marisco mucho más económico pero que preparado de la forma adecuada está muy rico.

Dejar respuesta